jueves, 13 de mayo de 2010

Reflexiones de un maestro de escuela.

Hola, soy Álvaro. Solo quería agradecer a todas las familias por el apoyo que me habéis demostrado haciendo esa gestión tan "secreta" que os traíais entre manos. Esos son los grandes detalles que me hacen levantar, cada mañana, con grandes dosis de ilusión para compartirlas con vuestros hijos.

La única manera que tengo de agradecéroslo es con mi trabajo en clase, donde aplico toda mi ilusión y cariño.

A veces es difícil establecer vínculos tan cercanos con las familias pero tengo que deciros que me siento como en casa.

Muchas gracias.

No hay comentarios:

Buscar

Últimas recomendaciones

  • "Cómo contar cuentos a los niños." Raynes & Isbell. Ed. Oniro

Seguidores

Google Talk